Fundamentación teórica

La educación en la sociedad del conocimiento exige diversos cambios de capital importancia para el sistema educativo.

Aprender ya no consiste en “saber cosas”, sino en saber gestionar la información, saber plantearse nuevos problemas y nuevos modos de resolverlos, es decir, aprender a tomar decisiones sobre el propio trabajo.

En cuanto a la enseñanza, ahora la importancia reside en lo que se aprende, no en lo que se enseña. Lo que interesa no es enseñar sino aprender, transferir el protagonismo al alumno, que es quien debe hacer suya la información y transformarla en conocimiento significativo y funcional para él.

Otro cambio, consecuencia de los dos anteriores, tiene que ver con los nuevos roles que profesor y alumno han de asumir. Es bien conocida la resistencia del sistema educativo al cambio. Es necesario que el profesor cambie su papel de actor por el de orientador, y el de mero expositor de conocimientos por el de asesor, transfiriendo al alumno el protagonismo que, por otra parte, solo a éste le corresponde. Lograr una implicación personal a través de la acción es uno de los retos de la educación moderna, que va mucho más allá de la profusión de medios tecnológicos. Para saber lo que queremos hacer, tenemos que hacer lo que queremos saber.

Modelo didáctico-tecnológico

EdPuzzle como herramienta de la estrategia didáctica de Flipped Classroom se basa en los principios del modelo didáctico tecnológico. Éste (Medina y Domínguez) es una adaptación sistemática y rigurosa, que facilita la comprensión del proceso de enseñanza-aprendizaje y propicia la transmisión eficiente de los saberes instructivos, empleando la instrucción más adecuada a los estudiantes en los diversos contextos y adaptando el uso de los medios.

La fundamentación de los procesos de enseñanza-aprendizaje desde el modelo tecnológico implica que ha de alcanzarse prioritariamente la finalidad del desarrollo intelectual e integral de cada persona, al propiciar el avance permanente de todas las dimensiones del sujeto que aprende, apoyado por actividades de enseñanza: empáticas, creativas, estimuladoras del afán de aprender y de alcanzar una visión amplia y transformadora del ser humano, que se desarrolla.

La interactividad, la inmediatez y el impacto de la tecnología, en permanente apertura a nuevas herramientas, programas y ambientes, presupone que cada ambiente se mejora al seleccionar el modelo tecnológico más adecuado y adaptado a los estilos cognitivos de los estudiantes

La utilización de las TIC en contextos educativos proporciona:

– Aprendizaje activo

– Motivación

– Colaboración

– Interacción

– Participación

– Capacitación

– Creatividad

– Intercambio, etc

Las TIC promueven aprendizajes activos haciendo partícipes a los estudiantes del propio proceso formativo. Son herramientas didáctico tecnológicas que dinamizan el aprendizaje y sumergen el estilo de enseñar del docente en el concepto de innovación educativa creando sus propias herramientas en la Web 2.0 que permiten la indagación colaborativa de los estudiantes y que convierten al profesor en orientador y guía del aprendizaje, lo que implica la integración de recursos tecnológicos en su profeso formativo

The flipped classroom: un modelo para invertir

Una de las estrategias de la instrucción para el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje que se ha ido abriendo paso en los últimos años, de manera decisiva, y con excelentes resultados, es la denominada “instrucción inversa” o en inglés “the Flipped Classroom”. Sin embargo, no parece ser todavía muy conocida o puesta en práctica en nuestro país. Este modelo tiene unas enormes posibilidades pues es un camino muy apto para poner la responsabilidad del aprendizaje en manos de quien aprende: el alumno, mientras que el trabajo del profesor adquiere un nuevo y diverso valor añadido.

¿Qué es la clase al revés?

En síntesis, es un sistema que invierte el método tradicional de enseñanza, llevando la instrucción directa fuera de la clase y trayendo a la misma lo que tradicionalmente era la tarea para realizar en casa.

En qué consiste una clase al revés

– Los estudiantes ven videos educativos en sus casas, a su propio ritmo y se comunican online con sus compañeros

– El proceso de aprendizaje se consolida en el aula con la ayuda del profesor

Marco teórico

La tecnología educativa y la actividad de aprendizaje son los dos componentes clave del modelo Flipped Classroom. Ambos influyen en los entornos de aprendizaje del alumno de una manera decisiva

Dos elementos clave están ayudando a la adopción de este modelo:

– Pobres resultados de aprendizaje: el modelo educativo tradicional “una talla vale para todos” frecuentemente arroja pobres resultados y tiene consecuencias negativas

– Relevancia del video online: la disponibilidad y el incremento del acceso a la tecnología, ha allanado el terreno al desarrollo de este modelo

Que pasa en clase

Cómo funciona:

. Los profesores crean unos 3 vídeos por semana

Los estudiantes ven estos vídeos de entre 5-7 minutos en casa, o en la escuela si no tienen acceso a internet

El tiempo en la escuela se ocupa en realizar actividades interactivas, demos…

Los estudiantes reciben feedback inmediato: los profesores tienen más tiempo para ayudar a los estudiantes con los conceptos más difíciles

El nivel de frustración es menor: Antes, bastantes estudiantes dejaban la tarea si ésta era compleja, pero ahora la pueden entender mejor con la ayuda del profesor

Los profesores explican con más detalle las partes más difíciles: los estudiantes van anotando preguntas que luego son solucionadas en el aula

Los profesores apoyan a los estudiantes en el aula: los estudiantes que carece de apoyo tecnológico o familiar reciben la ayuda del profesor.

La tecnología educativa y el aprendizaje basado en la propia acción son dos elementos clave de este modelo. Ambos influyen de manera primordial en el ambiente de aprendizaje

La taxonomía de Bloom

La Taxonomía de Bloom y la Taxonomía Revisada de Bloom son herramientas clave para los docentes. Benjamín Bloom publicó la taxonomía original en los años de 1950 y Lorin Anderson y Krathwohl le hicieron revisiones en el 2000. Pero desde la más reciente publicación de la taxonomía han ocurrido muchos cambios y desarrollos que deben tenerse en cuenta.

Esta es entonces una actualización de la Taxonomía Revisada de Bloom que atiende los nuevos comportamientos, acciones y oportunidades de aprendizaje que aparecen a medida que las TIC avanzan y se vuelven más omnipresentes. La Taxonomía Revisada de Bloom atiende muchas de las prácticas tradicionales del aula, pero no atiende las relacionadas con las nuevas tecnologías (TIC) ni los procesos y acciones asociados con ellas; tampoco hace justicia a los “chicos digitales”, o como los denomina Marc Prensky los “Nativos Digitales”.

Tanto la Taxonomía Original como la revisada por Anderson y Krathwohl se centran en el dominio cognitivo. Cumplen una función pero no se aplican a las actividades realizadas en el aula. La presente Taxonomía para entornos Digitales no se restringe al ámbito cognitivo; es más, contiene elementos cognitivos así como métodos y herramientas.

Mientras que Bloom representa el proceso de aprendizaje en sus diferentes niveles, esto no implica que los estudiantes deban empezar en el nivel taxonómico más bajo para luego subir a otros niveles. Más bien, significa que el proceso de aprendizaje se puede iniciar en cualquier punto y que los niveles taxonómicos más bajos estarán cubiertos por la estructura de la tarea de aprendizaje.

Esta taxonomía para la era digital no se enfoca en las herramientas y en las TIC, pues éstas son apenas los medios. Se enfoca en el uso de todas ellas para recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar y crear.

Bloom

SUB CATEGORÍAS DE LA TAXONOMÍA REVISADA DE BLOOM

Cada una de las categorías o elementos taxonómicos tiene un número de verbos clave, asociados a ella.

Recordar (o memorizar): Reconocer, listar, describir, identificar, recuperar, denominar, localizar, encontrar.

Comprender: Interpretar, resumir, inferir, parafrasear, clasificar, comparar, explicar, ejemplificar.

Aplicar: Implementar, desempeñar, usar, ejecutar.

Analizar: Comparar, organizar, deconstruir, atribuír, delinear, encontrar, estructurar,integrar.

Evaluar: Revisar, formular hipótesis, criticar, experimentar, juzgar, probar, detectar, monitorear.

Crear: Diseñar, construír, planear, producir, idear, trazar, elaborar.

Otras aportaciones que fundamentan la estrategia Flipped Classroom

Dentro de las tecnologías que se pueden utilizar en los procesos de aprendizaje como “tecnologías emergentes clave” del Informe Horizon (2014:45) nos encontramos con la estrategia digital Flipped Classroom (clases al revés)

José Francisco Durán Medina y Domingo José Gallego Gil destacan cinco aspectos que las TIC nos hacen tener muy en cuenta en los procesos de enseñanza-aprendizaje y en la elección y puesta en práctica de una estrategia didáctica de este tipo:

  1. La mediación de las máquinas

Ahora tenemos al docente, la máquina y los estudiantes. Los contenidos llegan al alumno a través de nuevos recursos más interactivos y más ricos que el clásico libro de texto, a través de un ordenador, una tablet, una pizarra digital…

  1. Cómo encontrar el conocimiento

Internet es la mayor base de datos gratuita y disponible que reúne miles de documentos e informaciones. Las estrategias docentes actuales exigen orientar al alumno en la búsqueda y en la crítica de los contenidos

  1. Aprendizaje colaborativo

Las TIC han reforzado notablemente las posibilidades e importancia del aprendizaje colaborativo. Las estrategias didácticas con TIC adquieren así un carácter más dinámico y participativo.

  1. Del aprendizaje pasivo al aprendizaje activo

Las TIC, si se saben utilizar de manera adecuada en el aula, facilitan estrategias didácticas activas porque es preciso ejercitar actividades cognitivas y competencias mentales, de forma personal y grupal.

  1. La educación individualizada

Las estrategias con TIC son uno de los mejores recursos del docente para adaptarse tanto al ritmo de aprendizaje de los alumnos, como a la pluralidad de preferencias e intereses de los mismos.

Todos estos aspectos definidos son trabajados con EdPuzzle en la estrategia metodologica Flipped Classroom

Según las diferentes clasificaciones de estrategias de enseñanza, Edpuzzle es:

1. Según la clasificación de las estrategias didácticas que presenta el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey atendiendo a la participación y el alcance, diríamos que el uso de videos creados con EdPuzzle sería una tarea individual de autoaprendizaje

2. Según la clasificación de Estrategias de Enseñanza para facilitar el Aprendizaje Significativo, con el uso de EdPuzzle estaríamos trabajando las siguientes estrategias:

            – Ilustraciones: representación visual de los conceptos, objetos o situaciones de una teoría o tema específico. Al estar trabajando con un recurso audiovisual se cuenta con el apoyo de la imagen para fortalecer la huella de aprendizaje

            – Preguntas intercaladas: mantienen la atención y favorecen la práctica, la retención y la obtención de información relevante. Uno de los aspectos fundamentales de EdPuzzle es que permite introducir cuestiones a lo largo del vídeo, así como de dar un feedback sobre las respuestas del estudiante

         – Pistas tipográficas y discursivas: señalamientos que se hacen para enfatizar y/u organizar elementos relevantes del contenido por aprender. EdPuzzle permite crear paradas en el vídeo para hacer aclaraciones, sugerir la consulta de otros recursos en la web o simplemente para llamar la atención de algún aspecto que se considere más relevante.

            – Uso de estructuras textuales: organizaciones retóricas de un discurso oral o escrito, que influyen en su comprensión y recuerdo. EdPuzzle permite cambiar el sonido de los vídeos e introducir nuestra voz para dar las explicaciones que consideremos necesarias.

3. Según la clasificación de Estrategias de Perulles i Rull (2005), EdPuzzle sería una estrategia para adquirir conocimientos (saber)

José Manuel Sáez López explica que la búsqueda de enfoques metodológicos que permiten un mayor protagonismo y dinamismo orientado a un enfoque activo del alumno permiten el desarrollo de competencias cognitivas vinculadas a nuevos retos de la Sociedad de la Información y del conocimiento que plantean la necesidad de trabajar con competencias para interpretar la información (pensamiento comprensivo), para evaluar la información (pensamiento crítico), para generar información (pensamiento creativo) y para tomar decisiones (Barab, Thomas, Merrill, 2001; Murga, Novo, Melendro y Bautista-Cerros 2008)

Se destaca que los alumnos valoran positivamente la aplicación de metodologías grupales, activas y dinámicas, con el uso de las diversas posibilidades que nos aportan las Tic en los contextos educativos (Sáez y Ruiz, 2012) a través de modalidades y enfoques metodológicos en la docencia universitaria que destacan una aceptación del uso de las tecnologías y “la clase invertida”, a partir de una valoración muy positiva del enfoque orientado a aprender haciendo y aprendizaje colaborativo como técnica principal. En este contexto es esencial el enfoque activo que propicie que los estudiantes aprendan haciendo (Johnson, et al. 2014)

Informe Horizon 2016

Según el informe Horizon. Educación Superior 2016. Las tendencias educativas que marcarán la educación superior en los próximos 5 años.

Dos de las 6 tendencias clave que se destacan son:

– rediseñar los espacios de aprendizaje: metodologías como la flipped classroom demandan una adaptación de los espacios, y decisiones tales como el aumento de su ancho de banda o facilitar el acceso a las nuevas tecnologías desde el centro. Los centros educativos aspiran a ser mucho más parecidos a los espacios de trabajo

– Aumento progresivo de la práctica blended learning: ya no es necesario acudir a un aula para adquirir conocimiento, sin embargo, un tutor que sepa dirigir y guiar el aprendizaje de los alumnos sigue siendo necesario para que no se pierdan en el abrumador mundo digital. Es por ello que experiencias como el blended learning permiten combinar las dos cosas optimizando los recursos y adaptándose al momento actual.

Y uno de los 6 desafíos que impiden la adopción de la tecnología es:

Aprendizaje personalizado: aunque existe una demanda del aprendizaje personalizado, no ha sido apoyado de manera estructurada por la tecnología o las prácticas educativas. Una barrera a tener en cuenta es que las aproximaciones científicas que se han hecho para facilitar de manera efectiva el aprendizaje adaptativo acaban de comenzar. Además, debemos tener en cuenta que la tecnología no es la única solución, sino que ésta debe ser reforzada con pedagogías efectivas en el proceso.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s